No es la primera vez, los hurtos en la Unidad Educativa Aurora Estrada y Ayala de Ramírez Pérez se han registrado por varias ocasiones, generando incomodidades y retrasos en la educación de los niños de diferentes sectores de la ciudad de Babahoyo.

El último de estos hechos, sucedió entre la noche del 20 y madrugada del 21 de junio, cuando los antisociales ingresaron para llevarse; ventiladores, material didáctico, microscopios, computadoras, parlantes, hasta el medidor del servicio de agua potable.

La sorpresa fue para docentes y padres de familia, que al iniciar una nueva jornada de clases se encontraron con unas aulas sin pupitres y ventanales destruidos, por donde habrían ingresado.

Frente a estos problemas, el Comité de padres de familia han realizado trámites legales para solicitar al Distrito de Educación 12D01, otorguen puntos de guardianía y así enfrentar esta situación compleja que sucede de manera repetida. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *