Mientras dormían de manera placentera, el agua ingresó a sus domicilios la madrugada del 25 de mayo, provocado por el desbordamiento del río Clementina, que hasta el momento ha dejado un aproximado de 50 familias de los sectores La Puntilla, en la parroquia La Unión en Babahoyo.

Los habitantes se vieron obligados a salir de sus domicilios y buscar colocar en recaudo sus enseres, en zonas altas de las calles. Personal de Gestión de Riesgos de la Municipalidad junto a miembros del Cuerpo de Bomberos de Babahoyo, llegaron con el apoyo respectivo para ayudar a los afectados.

El alcalde de Babahoyo, Gustavo Barquet recorrió las zonas afectadas junto a representantes de las direcciones de auxilio inmediato, inspeccionó también las zonas vulnerables qué afectan a la población en temas de inundaciones, para ejecutar proyectos inmediatos de pronta respuesta. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *